Testimonios de alumnos Arquitectura UFV

“Mi experiencia tanto en la UFV como en la carrera de Arquitectura, ha sido y es espléndida. No solo por la dedicación y trato personal de los profesores y de la institución, sino por la gran familia que se crea y las oportunidades que esta misma genera. Aprendizaje, prácticas, formación personal, espiritual, académica, humanística y voluntariado. La Universidad, la UFV, y en concreto la misma carrera de Arquitectura, cumple con la gran misión que se le otorgó desde el principio, crear comunidad y estar al servicio de la persona, y con ella, la del alumno, pensando constantemente en su formación académica, vocación y éxito personal en la vida.”

Lucas Fernández Temprano, Alumno de 3º curso

“Después de estudiar cuatro años en la Universidad Francisco de Vitoria he descubierto la importancia, no solo de formarme como arquitecto, también como persona. Gracias, sobretodo, al trato personal que existe entre docentes y alumnos que hace que te sientas acompañado durante toda la carrera. Esta relación me ha permitido aprender más, conocerme más a mí mismo y descubrir la arquitectura desde un punto de vista único y diferente.”

Marco Ortega Salceda, Alumno de 4º curso

“Como alumna de quinto curso de arquitectura, puedo destacar que me he sentido muy cómoda a lo largo de la carrera. De principio a fin, los profesores nos han transmitido con ganas su conocimiento, para llegar a hacerlo nuestro, tanto en las aulas, como en las visitas de obra, viajes, workshops, salidas y conferencias que suceden periódicamente. Experiencias que nos han acercado más entre compañeros y amigos, y a su vez a la realidad de nuestra profesión.”

Marta González Gutiérrez, Alumna de 5º curso

“La UFV es una familia lo que consigue que, además de aprender nuestra profesión, disfrutemos y aprovechemos plenamente esta etapa de nuestra vida. Las personas, los viajes y la posibilidad de estudiar o tener una experiencia laboral en el extranjero es para mí lo que ha marcado la diferencia en mi paso por esta universidad.”

Beatriz Martínez Rico, Alumni

“La arquitectura es una disciplina muy amplia, y en la UFV nos preparan para explorarla de manera excelente. Al margen del magnífico equipo docente, que destaca por su implicación personal con cada alumno además de por la calidad de la enseñanza, son reseñables los viajes académicos, en los que se enriquece la comunidad entre alumnos y profesores y se conoce arquitectura de primer nivel, la oportunidad de formarse un año en el extranjero, y las facilidades que se nos proporcionan para crecer profesionalmente mientras cursamos la carrera, mediante prácticas y concursos. Personalmente, estoy muy agradecido de haber estudiado arquitectura en la Francisco de Vitoria, y lo recomiendo a todos aquellos que quieran adentrarse en la profesión.”

Pablo Caderot, Alumni

“Desde el principio elegí la UFV por el trato individualizado, no quería ser un número mas si no una persona con inquietudes y habilidades propias. Y así es como siempre nos han tratado en la universidad fomentando nuestros puntos fuertes y reforzando nuestras debilidades orientándonos para ser Arquitectos competentes sin perder nuestro sello de identidad.

Aunque este año haya sido más duro los profesores han sabido estar a la altura de las circunstancias entendiendo la situación general y personal de cada uno. Esto es gracias a que somos parte de la UFV donde las personas cuentan.”

Blanca Frutos Soriano, Alumna de 5º curso

“He tenido la suerte de haber podido desarrollar  y establecer una base solida de conocimientos en la UFV.

Destacar, que siempre estuve rodeado de grandes profesionales y eruditos que me acompañaron durante mi etapa universitaria.

Cada uno me aportó una visión distinta, dándome un amplio marco de ideas.

En un ambiente cercano, me guiaron a través de la arquitectura y suscitaron interés y pasión por sus profesiones, contagiándome su espíritu de trabajo.”

Julián Monzón Pulido, Alumni

“En mi experiencia como estudiante de arquitectura de la Universidad Francisco de Vitoria pienso que lo mejor de UFV es, en primer lugar su trato con los alumnos. Como los profesores se preocupan en educarte no solo como profesional sino también como persona. Para mi han sido guías y referentes que con su sabiduría, experiencia y esmero me demuestran cada día lo que realmente debe ser una universidad. Y en segundo lugar, por su método de enseñanza centrado en la persona que saca lo mejor de nosotros mismos para ponernos al servicio de la sociedad.”

Jose Mora Medina, Alumno de 4º curso

“La UFV permitió hacer de mi carrera soñada, un traje a medida. Acompañándome en los todos los retos, y brindándome oportunidades únicas. Todo ello me ha servido para convertirme en la profesional que soy hoy día.”

Lucía Simón Sánchez, Alumni

“A pocos días de terminar mi paso por las aulas de la UFV y echando un segundo la vista atrás recuerdo infinidad de momentos y experiencias, por suerte la gran mayoría no solo positivas sino transformadoras.

Me llevo a los magníficos profesores que han dejado su huella y conocimientos en mi, a las oportunidades que se me han brindado y sobre todo a los grandísimos compañeros a los que ya puedo considerar casi familia.

Espero haber aportado aunque sea una pequeña parte de todo lo que me llevo. ¡Gracias!”

Almudena Laria Céspedes, Alumna de 5º curso

“Soy Melissa Alvis, estudiante de Arquitectura de la UFV.  Mi experiencia personal en todo el proceso del Covid-19 ha sido buena, ya que ha sido un proceso tanto para nosotros los alumnos como para los mismos profesores los cuales  desde un inicio nos brindaron su máximo acompañamiento. También, es importante hacer énfasis que desde el minuto uno se empezaron a desarrollar nuevos métodos para poder continuar con las actividades académicas sin ningún impedimento logrando obtener los mismo resultados que en situaciones normales presenciales.”

Melissa Alvis Triana, Alumna de 4º

“Estoy muy agradecido por la formación y la atención que he recibido en la UFV, nunca me he sentido como un alumno más, siempre he notado un auténtico interés por darme una buena formación y un buen servicio por parte de los profesores y el equipo administrativo.”

Ricardo Peña Cevallos, Alumno de 3º curso

“Realizar un grado en la UFV no es solo aprender unos  conocimientos sino aprender a ponerlos al servicio de los demás, los profesores te acompañan no sólo como alumno sino como persona y logran abrir para ti un montón de puertas tanto profesionales como de crecimiento personal y estoy muy agradecido por ello.”

Daniel Paterson Moreno, Alumno de 4º curso

“Mi experiencia en la UFV, en el grado de arquitectura, me dio la oportunidad de tener una de las mejores épocas de mi vida.

Allí encontraré mi pasión de la mano de profesores que me trataban con muchísimo cariño y ayudándome en mi formación en todo momento, como facilitándome durante el año de Erasmus que no podía cursar una asignatura en Ginebra, pudiéndola hacer a distancia. Allí tropecé con un pequeño paraíso sin saberlo.”

Carolina de la Fuente Alonso, Alumni

“Gracias a mis cuatro años en esta universidad he adquirido no sólo el aprendizaje, técnica, diseño que la arquitectura me ha podido dar, sino también me he sentido parte de esta gran familia que junto mis compañeros y profesores me han ayudado a la construcción de mi persona y teniendo una visión más global del mundo arquitectónico. “

Miguel Ángel Serrano Jiménez, Alumno de 4º

“Soy Alba del Rey, estudiante de 5º de Arquitectura de la Universidad Francisco de Vitoria. Tuve la gran suerte de no dudar en cuanto a mi vocación, la arquitectura, no obstante, no sabía qué universidad elegir. Después de haber cursado prácticamente toda la carrera, me reafirmo en la decisión que junto con mi familia tomamos, la Universidad Francisco de Vitoria es un hogar, existe un sentimiento de comunidad y pertenencia, donde las relaciones que se generan son realmente especiales, una educación personalizada que atiende y escucha a cada uno de sus alumnos.”

Alba del Rey Vega, Alumna de 5º curso

“Ningún lugar como la escuela de arquitectura promueve el espíritu de resistencia y el ansia de transformación. En la escuela, constantemente se renueva el entusiasmo, el interés, la apetencia de utopía que levemente tiende a desaparecer, siendo un punto de partida, cuya razón se renueva constantemente.”

Francisco Javier Nuñez González, Alumni.

Trabaja actualmente con Siza, premio Arquia.

“Estudiar arquitectura en la UFV es buscar el detalle en el aprendizaje. Para llegar al detalle en la arquitectura es necesario centrarse en resolver cada una de las inquietudes que surgen durante el proyecto. De la misma manera, el trato personal que recibimos de cada uno de los profesores y tutores permite que cada uno de nosotros profundice en las inquietudes que tiene durante la carrera, llegando hasta el detalle personal que nos define a cada uno de nosotros como arquitectos.”

Ignacio Jimeno, Alumni

Premio Arquia.

“Llegué hace dos años a la UFV nada más acabar otra carrera porque necesitaba seguir formándome. La arquitectura es apasionante y siento que en esta universidad he encontrado mi lugar. Los profesores son grandes profesionales del sector, el trato es muy cercano y están muy disponibles, se preocupan por nuestro aprendizaje y por sacar lo mejor de nosotros.”

Sarah Boufounas, Alumna de 3º curso

“Una de las cosas que más me ha gustado de estudiar Arquitectura en la UFV es poder haber disfrutado de una enseñanza prácticamente personalizada al ser pocos alumnos en clase. Las asignaturas más temidas por todos, las técnicas, son fácilmente abordables por la implicación y calidad del profesorado. Al ser una Escuela pequeña, tienes la oportunidad de conocer a todo el mundo.”

Miriam Mateos-Aparicio Montoya, Alumni

“Arquitectura en la UFV ha sido más que una carrera. En esta universidad no solo hay buenos profesores, planes de estudio, y unas instalaciones con todos los servicios que necesites. Además están todos guiándote de forma cercana, tanto profesionalmente como personalmente. Me han hecho crecer, para saber afrontar la vida con pasión y superación cada día. La UFV es una preparación para toda tu vida.”

Borja Pérez Terroba, Alumno de 5º curso

“Uno de mis grandes objetivos desde niño era poder llegar a ver realizado el sueño de mi abuelo y mi padre, cuyas circunstancias les impidió poder estudiar, pudiendo dedicar todo mi tiempo a una profesión que desde siempre he admirado: el arte de construir. Mis primeros pasos universitarios comenzaron en la Universidad Politécnica de Madrid, graduándome como aparejador. A pesar de este logro, me invadía una sensación de vació, era como ver un cuadro incompleto, que sólo atendía a la razón de que algo más necesitaba ocurrir.

Pronto nacerían en mí ciertos estímulos que me empujaban de forma caprichosa a saltar de nuevo a un reto dormido, casi rozando lo utópico, que desde siempre había aparecido en mis sueños como una meta desdibujada, lo cual supondría un gran sacrificio por mi parte y mi familia, y que escondería la respuesta que había estado buscando. Nunca podré arrepentirme de la decisión que tomé, pues transformó el sentido de mi vida. Estudiar arquitectura en la UFV supuso un cambio trascendental en la forma de tocar el mundo, siendo capaz de enamorarme aún más por mi profesión.

Un equipo humano que es capaz de transformar el Campus en un auténtico hogar de sabiduría, acompañando y promocionando tus habilidades para lograr enfatizar tus dones. Una casa de intercambio cultural que no sólo se fundamenta en el desarrollo del conocimiento específico, sino que permite observar la realidad desde un punto de vista poliédrico, permitiendo enriquecerte de forma extraordinaria como persona, elevando de manera exponencial tu mirada para poder escuchar con más claridad.

Carlos Paniagua López, Alumni

“De mis años en la UFV recuerdo con cariño el trato cercano entre profesores y alumnos, y todos los esfuerzos volcados por ofrecernos una formación práctica, integral y transdisciplinar, conocimientos que considero me han servido bien para desenvolverme con soltura en estudios de prestigio como Shigeru Ban y SANAA. Agradezco además a todos mis profesores que me hayan enseñado el valor de la proactividad y el esfuerzo, el cual sea, tal vez, el talento más importante de todos.“

Javier Celaya Morón, Alumni

“Soy Javier Ferrín, estudiante de quinto grado de Arquitectura.Mi experiencia en la UFV ha sido positiva en todos los aspectos, desde el punto de vista académico y también desde el personal. Se imparte una educación que no solo ayuda a resolver las diferentes dificultades que se presentan en una carrera como esta, sino también en el trato con los demás, en la resolución de problemas del día a día y de los futuros retos que podamos encontrarnos en el mundo laboral.”

Javier Ferrín Casero, Alumno de 5º

“En la UFV he aprendido muchas cosas. Mis profesores me han enseñado todo, lo bueno y lo malo de esta profesión. Y la universidad lo bueno y lo malo de la vida. Te forman no solo como profesional sino cómo persona. Siempre estaré agradecida de esta universidad por todo lo que me ha enseñado.”

Ana Jiménez Carles, Alumna de 5º